20160208

Luminares en el mundo

(tomado del libro "Momentos de gracia para el corazón de la mujer" de Elizabeth George

Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 
 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 
 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.

Si eres madre, sabes que la crianza de los hijos siempre viene acompañada de una gran cantidad de esperanzas y oraciones. Con profundo amor por tus hijos, haces grandes esfuerzos durante sus años formativos, para asegurarte de que no falten los valores, la educación y la disciplina necesarios.
Cada día elevas oraciones para obtener el resultado final de tu amor y esfuerzo.  ¿Crecerán en el amor del Señor? ¿Seguirán en los caminos de Dios?  ¿Prestarán atención a la Palabra del Señor?  ¿Llevarán a otros al Salvador?

Cuando Pablo se dirige a sus amados hijos en el Señor de la iglesia de Filipos, también nos instruye a nosotras, como madres, a cumplir el objetivo espiritual de hacer evidente nuestra fé. Pablo quiere que los hijos de Dios brillen como lumniares en el mundo. ¿Cuáles son los sabios consejos de Pablo?

  • Vive tu salvación hasta el final, y ponla de manifiesto en tu vida diaria.
  • Esfuérzate por ser obediente con el fin de que Dios produzca frutos espirituales en tu vida
  • Aférrate fuertemente a las verdades y los principios de la Palabra de Dios
  • Sigue el ejemplo de Crsito de servir a otros y anímalos a creer en Cristo y crecer en su fé. 
Has recibido la dádiva de ser un hijo(a)  de Dios. Tu Padre Celestial quiere verte brillar para El. Por esta causa....por este privilegio....naciste...para alumbrar con tu luz el mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría que dejaras un comentario sobre este capítulo, tus experiencias y vivencias son muy importantes para todos