20130131

El poder del Espíritu Santo (Capítulo 4)

En ocasiones nos encontramos luchando en alguna expresión particular de iniquidad y entonces nos preguntamos si el evangelio puede ayudarnos a contrarrestar el poder que ésta ejerce en nuestras vidas.  Dudamos de si alguna vez veremos algún progreso mientras tratamos de hacer morir algunos de los arraigados patrones pecaminosos contra los que luchamos.

Para responder esta cuestión debemos entender que la limpieza del poder del pecado se realiza en dos etapas. La primera es cuando quedamos libres del dominio del pecado. Esto sucede una vez y para siempre cuando creemos en Cristo como nuestro Salvador y nos arrepentimos.
La segunda es la libertad de la presencia y actividad del pecado, la cual es progresiva, continua y dura el resto de nuestra vida en esta tierra.

Somos responsables ante de Dios de obedecer su Palabra y de hacer morir los pecados de nuestra vida, ya sean los llamados aceptables o los obviamente condenables. Pero al mismo tiempo para lograr esto somos totalmente dependientes dl poder del Espíritu Santo para lograrlo.  Nunca lograremos la perfección en esta vida, pero sí podremos ver algún progreso, que irá en aumento, poco a poco. A veces nos estacamos pero podemos estar seguros que el Espíritu Santo está actuando en y a través de nosotros para lograrlo.

Una de las formas que el Espíritu Santo obra es produciendo en nosotros convicción de pecado. Es decir, él hace que comencemos a aceptar que nuestro egoísmo, impaciencia o actitud crítica en realidad son pecado. El trabaja en nuestra conciencia al iluminarla y sensibilizarla mediante la exposición a su Palabra.

Otra manera que el Espíritu Santo produce transformación en nosotros es permitiendo circunstancias en nuestra vida para hacernos crecer espiritualmente.

Le ruego que ore para que el Espíritu Santo le ayude a descubrir los pecados escondidos y sutiles que hay en su vida. El pecado es engañoso. Le inducirá a negar su presencia o a suavizar la gravedad del mismo. Solamente el Espíritu Santo puede exponer claramente un pecado como lo que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría que dejaras un comentario sobre este capítulo, tus experiencias y vivencias son muy importantes para todos