20120605

De la queja a la alabanza (Capítulo 5)


Hay dos clases de individuos: los agradecidos y los desagradecidos. Es la diferencia entre desperdiciar la vida y saber aprovecharla. 

Una persona agradecida es una persona humilde, mientras que la ingratitud revela un corazón orgulloso. 

Cuando estamos conscientes de dónde Dios nos ha sacado, donde podíamos haber terminado si El no hubiese intervenido, responderiamos igual que el padre de Nancy Leigh DeMoss cuando le preguntaban : "Cómo estas?"  él contestaba:  "Estoy mejor de lo que merezco".  Cuando pensamos que merecemos más de lo que hemos recibido, somos orgullosos y por lo tanto malagradecidos.

Los individuos agradecidos son personas afectivas que buscan bendecir a otros mientras que los desagradecidos tienden a centrarse en sus necesidades, heridas, deseos, cómo los han tratado, decepcionado o herido.

Nancy nos dice en este capítulo: "He hablado con muchas mujeres que siempre están tristes o deprimidas y luego de escuchar muchas razones, he llegado a la conclusión de que una de las causas más frecuente de su melancolía y hastío, es no ser una persona agradecida, pues están aferradas a sus derechos, y cuando los demás no actuan como ellos esperan se entristecen o se quejan.

Todos sabemos cómo es estar rodeado de personas que constantemente ven la vida a través de lentes negativos, éstos son los que solemos evitar y evadir.
La gratitud hace que los demás quieren estar a tu lado porque tu actitud positiva los impacta. 

5 comentarios:

  1. Hace un tiempo escribi algo muy parecido para mi bloq, pero sobre todo hable del agradecimiento a los milagros que Dios hizo en las vidas de muchas personas y al tiempo se olvidan de ellos y de Dios.Estoy pues en total acuerdo contigo amiga.Te deseo toda clase de bendiciones.Saludos Rosa bel.

    ResponderEliminar
  2. Hola jacky, soy de mexico, se puede decir que soy media catolica porque no hago los ritos que se supone que los catolicos debemos hacer. a mi no me los han ensenado y ultimamente eh estado buscando respuestas. Dios a mi me ah dado demasiado, ha respondido a mis peticiones, pero no se como agradecerle, como ser grata ante sus ojos. Ojala y me pudieras orientar...muchas gracias!!!l

    ResponderEliminar
  3. Hola jacky, soy de mexico, se puede decir que soy media catolica porque no hago los ritos que se supone que los catolicos debemos hacer. a mi no me los han ensenado y ultimamente eh estado buscando respuestas. Dios a mi me ah dado demasiado, ha respondido a mis peticiones, pero no se como agradecerle, como ser grata ante sus ojos. Ojala y me pudieras orientar...muchas gracias!!!l

    ResponderEliminar
  4. Hola jacky, soy de mexico, se puede decir que soy media catolica porque no hago los ritos que se supone que los catolicos debemos hacer. a mi no me los han ensenado y ultimamente eh estado buscando respuestas. Dios a mi me ah dado demasiado, ha respondido a mis peticiones, pero no se como agradecerle, como ser grata ante sus ojos. Ojala y me pudieras orientar...muchas gracias!!!l

    ResponderEliminar
  5. Hola, no me dejas tu nombre, pero solo te puede decir que no nos salvamos ni agradamos a Dios haciendo ningun rito o tradición de hombres.

    Agradamos a Dios obedeciendo su Palabra, estudiando Las Escrituras y sobretodo viviendo y sirviendo a su Hijo, Jesús.

    Por más que los hombres intentemos hacer las cosas bien, nuestras intenciones no son perfectas, esto hace que no podamos ser agradables a Dios de manera completa nunca y es por esto que necesitamos a Jesucristo, porque el que cree en El, el Padre no le ve su pecado, sino que lo justifica porque su sangre, vertida en la cruz , cubre la multitud de pecados que cometemos.
    Te dejo este link del devocional que leí hoy, que habla exactamente de lo que te quería comentar.

    http://rbclatino.org/2013/02/13/un-pequeño-sacrificio/

    Bendiciones
    JAckie

    ResponderEliminar

Me encantaría que dejaras un comentario sobre este capítulo, tus experiencias y vivencias son muy importantes para todos