20100927

CREERLE A DIOS (CAPITULO 11)

El puede santificar tu boca

Si tu y yo queremos prosperar en nuestro caminar cristiano tendremos que deshacernos de informaciones falsas, palabras sin fé y murmuraciones negativas.

Tu y yo debemos funcionar con toda la válvula de poder que Dios desea darnos. Una porción importante de ese poder incluye nuestra boca.

No todas las conversaciones tienen que ser claramente espirituales para que Dios haga que afecten de forma positiva. A veces Dios nos concede su favor conpersonas a las que impresionamos o afectamos con nuestras palabras porque Dios les dio poder a nuestras palabras.

Tenemos muchas oportunidades para hacer que Dios nos use para intervenir en la vida de alguien como por ejemplo: ayudar a resolver un conflicto; aconsejar a alguien; dar tu testimonio; orar por alguien; charlar con alguien que no conoce a Cristo; hablar sobre el Señor en tu trabajo.

Se nos ha llamado a compartir las buenas nuevas de Jesús con los perdidos y dar nuestro testimonio. Se nos ha llamado a orar; se nos ha llamado a discipular a otros; se nos ha llamado a animar al débil y al desesperado y para todas estas cosas necesitamos usar nuestra lengua, por eso de hoy en adelante ponla al servicio del Señor y pídele a Dios que la santifique de manera que todo lo que pronuncies sea para edificación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría que dejaras un comentario sobre este capítulo, tus experiencias y vivencias son muy importantes para todos