20100128

Libro #1 "Enfrente sus Gigantes" (Capitulo XIII)


Deidad distante


En 2 Samuel 6:1-11 se relata el momento en que David decide traer de nuevo el arca del pacto que había estado treinta años fuera de Jerusalén. El organiza un bello desfile y todos van danzando y cantando al ritmo de los instrumentos de la época , cuando uno de los bueyes tropieza y Uza el sacerdote, intenta agarrar el arca para que no se caiga y Jehová se enfurece y lo hiere y cae muerto!!! David se turba y detiene el desfile y deja el arca en la casa de Obed-edom por tres meses. Luego recibió la noticia de que Jehová permitiría que el arca fuera trasladada, pero esta vez David hizo conforme estaba establecido e iba danzando eufóricamente delante del arca.

Tenemos un hombre muerto y un hombre danzando. Veamos los significados de esto.

Por qué murió Uza si solo estaba tratando de que el arca no se cayera??? Pues resulta que Jehová había ordenado que el arca, una vez se ofrecieran los sacrificios, solo podía ser levantada por palos de acacia y no con las manos. Uza debió haberlo sabido, era sacerdote, descendiente de Aarón. Sabía que el arca no se debía llevar en bueyes sino por los sacerdotes, ni en carreta sino en palos… conocía la ley, mejor que nadie pero decide cambiar las órdenes de Dios, decide convertir lo santo en rutina, lo sagrado en secundario, no hay obediencia sino conveniencia. La pregunta no debe ser por qué Dios mató a Uza, sino POR QUE DIOS NOS PERMITE VIVIR?

La imagen de Uza muerto nos envía un serio y escalofriante aviso a todos aquellos que podemos asistir a la iglesia con la frecuencia que deseamos y participar de la comunión en cualquier momento que queramos. El mensaje: No relaje lo sagrado.

Dios se hace presente en sus propios términos. Viene cuando se siguen las instrucciones con cuidado, cuando los corazones están limpios y se ha realizado la confesión.

La imagen de David danzando tan alegremente porque Dios estaba presente, a través del arca,  nos debe enseñar que aunque estemos en el Sahara, Dios está con nosotros y debemos celebrar por esto. David danzó porque supo que no estaba solo que Dios estará con nosotros siempre, no nos deja solos con nuestros temores, con nuestras enfermedades, con nuestras preocupaciones o tentaciones. Dios está con nosotros y es una razón para celebrar!!, esté gozoso.

Uza olvidó el Dios en el que creía, olvidó que debía hacer sacrificios, obedecer, no observó sus decisiones, es más quiso ayudar a Dios…y nosotros??? Vivimos en el infierno 6 días y aprovechamos la gracia del domingo solamente? O colgamos un crucifijo alrededor del cuello y encedemos velas y con esto creemos que atraemos a Dios? Dios no es persuadido, no es ordenado, no es convencido de que venga a nuestras vidas por  nuestras  vanas maneras de atraerlo!!! . El es un Dios personal, no responde a ritos y a eslóganes bien redactados, ni a frases repetidas por una hora, busque en la Biblia y lea lo que Dios le pide, no pierda su tiempo haciendo lo que usted o la tradición le dice que le agrada a Dios. Conozca a Dios, lea su Palabra, no haga como Uza, no acomode, no aleje a Dios por falta de conocimiento.

 El busca más. Busca reverencia, obediencia y a los corazones que están hambrientos de El. Cuando los ve, ¡Viene! Y permite que una orquesta les alegre el corazón y dancen y canten como David, dándole gracias por estar ahí..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría que dejaras un comentario sobre este capítulo, tus experiencias y vivencias son muy importantes para todos